Estancia Legal en Estados Unidos, amenazada por nuevas medidas de la actual administración.

Recientemente la Casa Blanca publicó un informe que pone en riesgo la vigencia del estado migratorio de miles de personas que viven y trabajan de forma legal en Estados Unidos, esta iniciativa afecta principalmente a grupos que al criterio del Gobierno, no cuentan con solvencia económica favorable y que representan una carga en impuestos para el país vecino.

Esta nueva medida afecta a cientos de miles de inmigrantes que actualmente residen de forma legal en los Estados Unidos, que a partir de octubre 2019 el criterio para autorizar o prolongar su estancia estará directamente relacionada a su situación económica, los inmigrantes de bajos recursos con estancia permanente que cuenten con la denominada ¨green card¨, sobre todo aquellos que sean beneficiarios de programas de asistencia social como vales de ayuda alimenticia, residencia asistida o asistencia en servicios de salud.

Las autoridades de Estado Unidos confirman que los cambios mencionados no aplican a todas las personas que tienen residencia en la actualidad, grupos como militares, refugiados políticos y personas en búsqueda de asilo político o mujeres embarazadas con hijos.

Uno de los factores consecuentes de estas nuevas mediadas es que muchos de los inmigrantes beneficiarios de programas sociales se deslindarán de los mismos por temor a poner en riesgo su estancia legal en el país, algunos grupos de oposición consideran que las medidas son crueles e injustas.

Dejar de recibir apoyos sociales puede tener efectos secundarios a largo plazo, principalmente en servicios de salud, causando posiblemente una crisis humanitaria, esta nueva regla afecta directamente a todas aquellas personas que al criterio de las autoridades no son solventes económicamente y representan una carga para el Gobierno.

La justificación oficial a todo este tema es la promesa de no afectar a los contribuyentes a largo plazo y garantizar que todos los inmigrantes no vayan a provocar nuevos impuestos o desvío de fondos para no afectar presupuestos gubernamentales establecidos.

Los nuevos criterios a considerar para que pueda proceder favorablemente el trámite de residencia permanente tomarán en cuenta la edad del solicitante, bienes, estatus financiero y educación entre otros, pero sobre todo que posibilidades tenga el candidato de solicitar apoyo social en el futuro.

Definitivamente cada caso es diferente y la nueva iniciativa es bastante compleja hasta ambigua en algunos casos, pero es un hecho que amenaza a ciertos grupos demográficos con intenciones de venir a trabajar, estudiar o vivir en Estados Unidos, de acuerdo con la nueva regla solamente serán bienvenidos aquellos inmigrantes que comprueben que se pueden sostener económicamente a sí mismos y a sus dependientes.

Un solicitante que hable inglés, que pueda comprobar que cuenta con seguro de gastos médicos privado, que cuente con educación básica, tiene superiores probabilidades de ser aprobada su solicitud a diferencia de una que no cuente con los anteriores.

Ante estas medidas aparentemente la oposición se ha quedado callada, existen muchas voces y contrapeso de todos los niveles respondiendo a estas acciones, tipificándolas como una política cruel, injusta e inhumana que ha obligado a miles de inmigrantes abandonen programas sociales, tratamientos médicos, apoyo alimenticio y vivienda temporal.

Estas nuevas decisiones del Gobierno afectan a miles de individuos y familias de todas las nacionalidades que se encuentran actualmente en Estados Unidos, de forma legal o ilegal, actualmente no existe una cifra oficial precisa del número de personas en esta situación pero se estima que alrededor de 382,000 personas actualmente se encuentran con un estatus migratorio indefinido.

Otras asociaciones civiles y grupos no gubernamentales difieren de los números anteriores y estiman que de los 26 millones de migrantes de todas las nacionalidades que viven en los Estado Unidos, la van a pensar dos veces para solicitar y recibir beneficios del Estado, inclusive existen grupos de oposición que están considerando acción legal al respecto y demandar el bloqueo de la iniciativa por considerarla ilegal e injusta.

A pocos días de que fue publicada la iniciativa fue objeto de mucha controversia, muchos a favor y muchos en contra, haciendo más evidente la existente división de ideologías de izquierda, centro, derecha y ultra derecha, algo que parece normal en los tiempos actuales.

Las personas siguen emigrando de forma legal e ilegal, la economía crece y decrece a diferentes ritmos, estos fenómenos sociales han existido y seguirán existiendo históricamente, solo queda conciliar y abordar objetivamente cada contraparte para llegar a una resolución conciliadora.

Por Lic. Jorge Ahuage, Director General de Ahuage Realty Group

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

FacebooklinkedinyoutubeInstagramWhatsapp
WordPress Lightbox Plugin
¿Necesitas Ayuda?