Posted by on

Los millenials ponen en jaque al sector inmobiliario.

Rate this post

Los cambios en la composición demográfica en la sociedad norteamericana han abierto nuevas posibilidades en el sector bienes raíces.

Algunos lamentan el empoderamiento de este sector porque está rompiendo los esquemas tradicionales de compra – venta de vivienda. Sin embargo, considero se abre una oportunidad para nuevas inversiones en el sector.

La escalada de los denominados millenials, esta generación nacida entre 1980 y 1996, representa en estos momentos un 32% de los compradores de casas en Estados Unidos. Pero ¿qué diferencia a este grupo de los demás compradores? La también llamada generación Y posee algunos patrones de consumo que parecían indescifrables hasta hace poco, sin embargo estos rasgos distintivos se describen en gran parte como consecuencia de haber experimentado un entorno de depresión económica, un mundo globalizado, y por supuesto un ambiente de interconexión con servicios de redes sociales y el auge de internet.

Los compradores primerizos representan un pilar fundamental del mercado inmobiliario, por lo que captar a estos es imperativo para sostener la expansión del sector. No obstante, las dificultades coyunturales de orden económico no han permitido la liquidez de estos compradores, aunado a ello, el turno de los millenials para comprar casa se ha ido relegando, entre otras cosas, por altas tasas de desempleo en el país y sus preferencias de vivienda; ellos buscan lugares más céntricos y cercanos al trabajo, actualmente 27% comparte hogar y cerca del 50% alquila, otros tantos continúan viviendo con su familia.

Incluso este fenómeno ha dado pie a la rehabilitación de espacios urbanos en el centro de las ciudades, modificando la demanda de vivienda (en la mayoría departamentos compartidos), dejando de lado las grandes casas de complejos privados en los suburbios.

Las ciudades que han visto una explosión de venta de vivienda atendiendo las necesidades de este sector son San Francisco, Seattle, San Jose, entre otras de la costa occidental, las cuales se caracterizan por alojar importantes empresas de servicios y start up’s, la ocupación de los millenials por excelencia.

De manera fortuita, los estudios de mercado indican que, a pesar de que a los millenials no les interesa formar un hogar en corto plazo, sí se visualizan adquiriendo una casa como proyecto de vida y esto debe ser un área de oportunidad para consolidar la industria, de forma que las inversiones vayan dirigidas a segmentos particulares que serán muy redituables a mediano y largo plazo.